La plaga del edadismo

A punto de terminar el curso, hago planes para un verano que espero agradable -es lo que deseo a todos- y que en parte dedicaré a reflexionar e investigar sobre los nuevos retos a los que se están enfrentando ahora las mujeres.