• Presentación LIbro Eva Levy
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
Previous Next
Submit to FacebookSubmit to TwitterSubmit to LinkedInWomenízaloCompartir en Google+

Eva Levy clausuró la Jornada "El Buen Gobierno Corporativo, Palanca de Creación de Valor, celebrada el día 20 de octubre en la Sala Hemiciclo, y organizada por WomenCEO, asociación de mujeres empresarias y directivas de la que Eva Levy es Presidenta de Honor.

20 octubre 2016

 Es un placer para mí, como Presidenta de Honor de WomenCEO, haber asistido a este evento sobre Buen Gobierno, con unos ponentes de excepción. 

En estas palabras de cierre del acto, no pretendo repetir lo que se ha dicho hoy aquí. Pero estoy segura de que, tras esta profunda crisis que aún no ha finalizado del todo,  nadie puede dudar ya de la importancia del Buen Gobierno y del Buen Hacer a todos los niveles. 

En el plano político, como leía hace poco, si existiera una conciencia de Buen Gobierno el Estado ahorraría miles de millones, esos miles de millones tan necesarios para cubrir necesidades, programas de ciencia o las famosas pensiones. O para modernizar la Justicia, que limpiaría esa sensación de que nada se juzga y sentencia a tiempo y deteriora la imagen de políticos e instituciones, tan necesarios. 

Pero aquí estamos para pensar en la empresa, motor de la vida económica y también banco de pruebas de tantos cambios sociales. 

Jornada WomenCEOHablar de Buen Gobierno es hablar de consejeros/as independientes. Quiero hacer hincapié sobre la importancia de una buena y rigurosa selección de los mismos. A estas alturas, los empresarios conocen la importancia de la diversidad, por ejemplo, que aporta pluralidad y refuerza los Consejos, con beneficios demostrados a la hora de los beneficios. Pero si nos atenemos al reciente informe PWC, solo entre el 35 y el 47% de los altos directivos y consejeros reconocen el interés de la pluralidad de género y procedencias en los Consejos. No resulta muy alentador, aunque seguramente si esta encuesta se hubiera realizado diez años atrás las cifras serían aún peores. 

Prima la diversidad funcional y la incorporación de consejeros de distintas nacionalidades sobre la de las mujeres competentes, lo que implica que a los consejeros entrevistados no les parece una variable clave y eso a pesar de las insistentes recomendaciones de los reguladores sobre este tema. 

Es decir, si las mujeres queremos ascender con más velocidad a los órganos de decisión tenemos una asignatura por aprobar para pasar curso: tomar la palabra y participar de forma activa en cuantas plataformas podamos, sin aferrarnos al derrotismo en unos casos, o al pensamiento empaquetado que hace más digeribles las peores ideas. 

Aunque con ello me gane críticas, no me cansaré de pediros solidaridad entre vosotras y de unirnos por una misma causa. Hay una iniciativa en curso para pedir al nuevo Gobierno una ley de cuotas. Está promovida por una asociación de mujeres, reciente pero con pulso, y creo que será una buena ocasión para unirnos todas las asociaciones que queremos lo mismo. 

Así ayudaremos a que muchos hombres con poder decisorio dejen de percibirnos como unas señoras a las que hay que ponerles en bandeja el acceso a los puestos más altos. Habrá que preparase para el debate y la defensa de nuestros intereses. En la medida en que se nos perciba como un movimiento sólido en sus aspiraciones iremos ganando batallas y, desde luego, dignidad. Porque es importante ganar las batallas luchando con estrategia y no esperando que sea el tiempo o el legislador quien intervenga. 

Para finalizar he de decir que yo que llevo casi 24 años trabajando en el mundo de la mujer y veo una evolución positiva, aunque con muchos matices, como podréis ver en mi primer libro, que sale en noviembre. Hay cada vez más mujeres con aspiraciones claras y contundentes, pero falta dar ese último paso para cruzar una última puerta a medias real y objetivable, a medias levantada por nuestros propios lastres. Al otro lado está la igualdad a la que aspiramos a vivir con naturalidad. Podemos abrirla entre todas. 

Descarga aquí la Agenda de la Jornada